Océano Índico

Articulos Recientes

Océano Índico

Océano Índico, el más pequeño de los tres grandes océanos de la Tierra, limitado al oeste por África, al norte por Asia, al este por Australia y las islas australianas y al sur por la Antártida. No hay límites naturales entre el océano Índico y el océano Atlántico. Una línea de 4.020 km a lo largo del meridiano 20 ° E, que conecta el cabo de las Agujas en el extremo sur de África con la Antártida, se suele considerar el límite.

El área total del océano Índico es alrededor de 73,4 millones de km2. El océano se estrecha hacia el norte y está dividido por el subcontinente indio en la golfo de Bengala en el este y el mar de Arabia al oeste. El mar de Arabia envía dos brazos hacia el norte, el golfo Pérsico y el mar Rojo. La profundidad media del océano Índico es de 4.210 m, ligeramente superior que la del Atlántico y el punto más profundo conocido tiene 7.725 m, frente a la costa sur de la isla indonesia de Java. En general, las mayores profundidades están en el sector noreste del océano, donde 130.000 km2 del fondo oceánico están a más de 5.486 m.

El océano Índico contiene numerosas islas, las mayores de las cuales son Madagascar y Sri Lanka. Entre las islas más pequeñas están las Maldivas y las Mauricio. Desde África, el océano recibe las aguas de los ríos Limpopo y Zambeze y desde Asia las aguas del Irawadi, el Brahmaputra, el Ganges, el Indo y el Shatt al-Arab. Como regla general, los vientos que soplan en el océano Índico son suaves, con frecuentes períodos extensos de calma. De vez en cuando se producen huracanes, sin embargo y en particular, cerca de las Mauricio, el océano es conocido por sus vientos de temporada llamados monzones.

Seychelles, en el océano Índico

Seychelles, en el océano Índico

Las Seychelles son un grupo de 115 islas situadas en el océano Índico occidental. La belleza de sus playas atrae a muchos visitantes, por lo que el turismo es parte importante de su economía.

Bernard Giani/Agence Vandystadt/Photo Researchers, Inc.

 

 

 

Isla Ihuru, Maldivas

Isla Ihuru, Maldivas

La república de Maldivas está formada por más de 1.000 pequeñas islas al norte del océano Índico. La economía está dominada por la pesca y el turismo. De pequeño tamaño, Ihuru tiene como máximos atractivos naturales su vegetación (cocoteros) y su barrera coralina cercana a la playa. Es una isla turística del atolón Male del Norte que únicamente cuenta con bungalows para alojarse.

Pete Seaward/Getty Images

 

 

Bahía de Thistle Cove (Australia)

Bahía de Thistle Cove (Australia)

La bahía de Thistle, bañada por el océano Índico y situada en el estado de Australia Occidental, forma parte del Parque nacional de Cape Le Grand.

John Baker/Australian Picture Library

 

 

Península del cabo York

Península del cabo York

La península del cabo York está situada al norte de Queensland (Australia), donde se unen los océanos Índico y Pacífico. La península tiene alguna de las tierras más salvajes y menos desarrolladas del continente. La región presenta abundantes precipitaciones durante casi todo el año, lo que favorece la existencia de selvas en las laderas orientales y también la formación de zonas pantanosas en las tierras bajas occidentales.

Australian National Tourist Office

 

 

Zona costera de Colombo, Sri Lanka

Zona costera de Colombo, Sri Lanka

Sri Lanka es un país insular localizado en el océano Índico, a unos 30 km al sureste de India. Su capital, Colombo, tiene una larga historia: ya era conocida por Ibn Batuta en el siglo XIV con el nombre de Kalanpu. Colombo es hoy el principal puerto del país y una atractiva ciudad desde un punto de vista arquitectónico, dada la mezcla de culturas y tradiciones que ha existido siempre en el país.

Getty Images

 

 

Bosque caducifolio monzónico

Bosque caducifolio monzónico

El bosque caducifolio monzónico se extiende principalmente por las tierras bañadas por el océano Índico septentrional, a lo largo de las costas de la India, Myanmar y Asia suroriental. En estos bosques, los periodos caracterizados por las fuertes lluvias diarias alternan con otros secos, en los que las especies caducifolias pierden sus hojas.

Paolo Koch/Photo Researchers, Inc.