Shanghai, ciudad muy poblada de china

Articulos Recientes

Shanghai

1

INTRODUCCIÓN

Avenida Nanjing, Shanghai, China

Avenida Nanjing, Shanghai, China

Los peatones se agolpan en la avenida Nanjing, una de las más importantes arterias de la zona comercial de Shanghai. La superpoblación constituye un serio problema para esta megalópolis asiática, la urbe más poblada de China y su principal centro industrial, comercial y financiero. Para paliarlo, el gobierno ha reubicado a algunos residentes en las zonas periféricas de la ciudad, convertida, desde un punto de vista administrativo, en una municipalidad autónoma que depende directamente del gobierno central.

Wang Gangfeng/Panos Pictures

Shanghai, ciudad del este de China, importante puerto situado a orillas del río Huangpu (Whangpoo), cerca de su confluencia con el río Yangzi Jiang (Yang-tsê), en su desembocadura en el mar de la China oriental. Shanghai, que es una de las ciudades más grandes del mundo, es la urbe más poblada de China y su principal centro comercial y financiero. En el aspecto administrativo, la municipalidad tiene rango de zona municipal autónoma y depende directamente del gobierno central; su extensión total de 6.185 km2 abarca la aglomeración urbana propiamente dicha, los distritos industriales, el extrarradio y los distritos agrícolas.

2

ECONOMÍA

Distrito comercial de Shanghai (China)

Distrito comercial de Shanghai (China)

La populosa avenida Nanjing se extiende a lo largo de 5,5 km por el centro de Shanghai, con más de 600 tiendas. Se peatonalizó en 1998.

Cortesía de Ursula Hönich

Shanghai debe gran parte de su importancia a su excelente red de transportes. Su puerto es una salida para el sistema del Gran Canal que regula la cuenca del río Yangzi Jiang. Las amplias instalaciones portuarias de la ciudad albergan buques transatlánticos, mueven un comercio costero de gran volumen, así como la mayor parte de los embarques de China hacia otros países. Una densa red local de canales posibilita el transporte de los productos agrícolas desde las zonas rurales de la provincia hacia el centro de la ciudad. Shanghai es también un importante nudo ferroviario que se comunica tanto con el norte como con el sur de China. La ciudad es desde hace mucho tiempo el principal centro de fabricación de productos textiles de China; otras industrias importantes son la fabricación de acero, equipamiento eléctrico, productos químicos, vehículos de motor y papel. También influyen en su economía la construcción naval, las refinerías de petróleo y las imprentas y editoriales. A finales de la década de 1980 se comenzó a construir una zona de desarrollo industrial y comercial de Pudong, situada en la ribera oriental del río Huangpu.

3

LUGARES DE INTERÉS

Edificio Jin Mao

Edificio Jin Mao

El edificio Jin Mao (1998) fue diseñado por el estudio de arquitectura Skidmore, Owings & Merrill. Está ubicado en la ciudad de Shanghai (República Popular China) y fue especialmente diseñado para soportar terremotos y tifones de gran intensidad.

 

Shanghai es el centro cultural y educativo más importante de China. La ciudad posee una orquesta, un grupo de ballet, varias compañías de ópera, unos estudios cinematográficos y un circo. Entre sus instituciones de enseñanza superior cabe señalar la Universidad de Fundan (1905) y la Universidad de Tongji. Los principales museos son el Museo de Arte e Historia, con una enorme colección de arte chino, el Museo de Ciencias Naturales y el templo de Buda de Jade. Otros lugares de interés son el Yu Yuan, el jardín mandarín del siglo XVI y el Jardín de las Nubes Púrpuras de Otoño, un parque trazado durante la dinastía Ming. Lo más característico y célebre de la ciudad es el denominado Camino de Zhong Shan, al que también se llama Bund, una avenida junto al río Huangpu bordeada por parques y edificios de estilo europeo que se construyeron a finales del siglo XIX y comienzos del siglo XX.

4

HISTORIA

Rúbricas del Tratado de Nanjing

Rúbricas del Tratado de Nanjing

La primera guerra del Opio se inició en 1839 cuando las autoridades chinas destruyeron un cargamento de opio en Cantón. Los británicos respondieron a esta acción enviando una expedición de buques de guerra a esta zona en febrero de 1840. Obtuvieron una rápida victoria tras la que se firmó el Tratado de Nanjing, suscrito el 29 de agosto de 1842, y del cual se observan en la imagen las dos páginas correspondientes a las firmas de quienes lo suscribieron. Según este acuerdo, completado por otro convenio firmado el 8 de octubre de 1843, China se comprometía a pagar una gran indemnización, abrir cinco puertos al comercio exterior, permitir el asentamiento de súbditos británicos en los mismos y ceder Hong Kong a Gran Bretaña. Asimismo se otorgaba a los ciudadanos de Gran Bretaña residentes en China el derecho a ser juzgados sólo por cónsules británicos. Otros países occidentales reclamaron privilegios similares y también les fueron concedidos.

Hong Kong Museum of History/AFP

Shanghai, que se fundó en el siglo XI, fue durante muchos siglos un pequeño pueblo pesquero. Desde el siglo XVIII la ciudad prosperó como un centro de cultivo de algodón, pero no llegó a ser importante hasta después de 1842 cuando, gracias al Tratado de Nanjing, la ciudad se abrió al comercio exterior; este acuerdo, que ponía fin a las guerras del Opio con Gran Bretaña, estipulaba además la creación en la ciudad de una colonia británica. Más tarde, otras naciones como Francia y Estados Unidos obtuvieron derechos y privilegios similares; las zonas extranjeras mantuvieron su propia administración y jurisdicción. Las principales compañías comerciales y bancos europeos se establecieron en estas concesiones y el comercio se desarrolló a partir de 1857, cuando los ingleses obtuvieron derechos de navegación en el río Yangzi Jiang (Yang-tsê). Hacia 1860 Shanghai era el puerto más activo de China, y absorbía una cuarta parte del comercio marítimo total del país. Desde la década de 1890, el capital extranjero promovió la industria local, aprovechando la llegada masiva de mano de obra barata a Shanghai.

La resistencia china hacia la hegemonía extranjera se manifestó, entre otros ejemplos, en el I Congreso Nacional del Partido Comunista Chino, que tuvo lugar en la ciudad en 1921. En 1927, con el apoyo de los comunistas, el Ejército nacionalista, dirigido por Jiang Jieshi (Chiang Kai-shek) conquistó Shanghai y colocó el sector chino de la ciudad bajo el control del gobierno del Guomindang, que pronto reprimió a sus aliados comunistas. La ciudad fue ocupada por los japoneses desde 1937 hasta 1945. Al final de la II Guerra Mundial Shanghai fue restituida a China, mientras que Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia renunciaban a sus posesiones. En 1949 la ciudad fue conquistada por las tropas comunistas. Durante los primeros años de la década siguiente, en un intento de descentralizar la industria, muchas fábricas de Shanghai fueron trasladadas hacia el interior del país. Esta política se anuló, a finales de esta década, y Shanghai volvió a desarrollarse una vez más como centro industrial. De Shanghai surgieron varios dirigentes nacionales, tales como la mujer de Mao Zedong (Mao Tsé-tung), Jiang Qing (Chiang Ching) y Jiang Zemin, que comenzó su carrera política en la administración local y llegó a ser secretario del Partido Comunista en Shanghai antes de convertirse en secretario general en 1989 y más tarde en presidente de la República.

Durante la Revolución Cultural, Shanghai se vio convulsionada por luchas entre facciones rivales y el gobierno de la ciudad fue sustituido por un comité dirigido por el Ejército; el gobierno civil fue restablecido en 1979. A comienzos de la década de 1980, una serie de reformas económicas ideadas y dirigidas por Deng Xiaoping condujeron a un drástico aumento de la producción industrial y de las inversiones extranjeras, sobre todo a partir de 1990, año en el que el gobierno central permitió a la administración local libertad total para promover el desarrollo económico y crear un centro industrial y comercial que hiciera de contrapeso de Hong Kong. A comienzos de la década de 1990 se iniciaron un gran número de proyectos de obras públicas, entre los que se encontraban una autopista elevada de seis carriles, puentes nuevos, un sistema de metropolitano subterráneo y varios edificios residenciales que permitieran la expansión económica de la ciudad. El amplio desarrollo, que supuso la destrucción de gran parte de la ciudad antigua, se centró, a mediados de esta década, en la zona del Pudong, situado frente al Bund. Shanghai fue el lugar en que se concentró de forma efectiva el programa de reformas económicas que favorecían el libre mercado de China. Población de municipalidad (2003), 17.110.000 habitantes; población de la aglomeración urbana (2003), 12.759.367 habitantes.