Londres ciudad muy poblada del mundo

Articulos Recientes

Londres

 

1

INTRODUCCIÓN

Big Ben, Londres (Reino Unido)

Big Ben, Londres (Reino Unido)

Big Ben es el nombre de la gran campana instalada en la torre del reloj que ocupa el extremo oriental del Parlamento británico. Fue fundida en 1858 y pesa 13,5 toneladas.

Johnny Stockshooter/age fotostock

Londres, ciudad del sureste de Inglaterra, capital del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, situada en el cuello del estuario del Támesis, al oeste de la desembocadura del río. Fundada inicialmente por los romanos como un importante punto de embarque de cereales y minerales, se fue convirtiendo gradualmente en la próspera capital de una rica región agrícola e industrial. En la actualidad sigue siendo un punto clave del comercio mundial. La expansión del Imperio Británico en el siglo XIX aumentó más si cabe la influencia de Londres. Desde la II Guerra Mundial, su importancia en el concierto internacional ha disminuido, aunque sigue siendo un destacado centro cultural y financiero.

El término de City of London (Ciudad de Londres), o simplemente la City, se aplica sólo a un reducido espacio (de 2,59 km2) que se alza en el lugar del asentamiento original (la antigua Londinium) y que ahora forma parte del área financiera y de negocios de la metrópoli. La City y los 32 distritos que la rodean forman el área metropolitana del Gran Londres, que cubre 1.579 km2.

2

GOBIERNO Y ADMINISTRACIÓN

A diferencia de otras grandes ciudades, en Londres no existe un único órgano de gobierno para estos 32 municipios a los que se conoce como Gran Londres. La ciudad creció tanto en el siglo XIX, que en 1888 se decidió crear un condado de Londres. En 1965 se reconoció a los distritos urbanos exteriores como parte de la capital, ya que se trataba de ciudades dormitorio donde vivían miles de trabajadores que acudían diariamente a la ciudad. Con ello se creó el Gran Londres.

3

CARACTERÍSTICAS DE LA POBLACIÓN

Diversidad étnica de Londres

Diversidad étnica de Londres

La llegada de inmigrantes ha contribuido considerablemente a cambiar la composición étnica de la población de la ciudad. Casi la mitad de la población perteneciente a minorías raciales de toda Inglaterra vive en Londres, y se calcula que en uno de cada cinco hogares, el inglés no es la lengua materna.

Marta Sentis/Photo Researchers, Inc.

La población de Londres (2006) era de 7.512.400 habitantes. Esta población había disminuido tras alcanzarse un máximo en el censo de 1951, con 8.346.137 habitantes; sin embargo, desde 1984 la población vuelve a crecer.

Templo hindú en Londres

Templo hindú en Londres

El Shri Swaminarayan Mandir es el templo hindú más grande construido fuera de India.

Jon Arnold/age fotostock

La llegada de inmigrantes ha contribuido considerablemente a cambiar la composición étnica de la población de la ciudad. El 46% de la población perteneciente a minorías raciales de Inglaterra vive en Londres, y se calcula que en uno de cada cinco hogares, el inglés no es la lengua materna. Aunque esta mezcla racial ha producido en ocasiones enfrentamientos y tensiones, el característico ambiente cosmopolita de esta gran ciudad ha acabado por darle una dimensión distinta.

La City de Londres, el antiguo corazón de la ciudad, apenas supera los 5.000 habitantes, aunque más de 300.000 personas trabajan en ella cada día.

4

ECONOMÍA

Gente cruzando un puente en Londres

Gente cruzando un puente en Londres

La mayor parte de la población que trabaja en el centro de Londres viaja diariamente a la capital desde los municipios de las afueras, o incluso desde más lejos, utilizando sobre todo el tren y el metro de Londres. Muchas de las personas que aparecen en esta fotografía están entre los aproximadamente 300.000 viajeros que cada día van a trabajar a la ‘City’, que es el centro de servicios financieros de Londres.

Brian Harrison/Robert Harding Picture Library

Durante siglos, Londres creció en torno a su puerto, que llegó a extenderse unos 40 km a lo largo del Támesis. En la actualidad, por el puerto sólo pasa el 10% del tráfico interior e internacional del Reino Unido. Desde 1971, la tasa de crecimiento económico de Londres es inferior a la del país en su conjunto; la primera es de un 1,4%, mientras que la segunda es del 1,9%. En cualquier caso, y al contrario de lo que sucede en el resto del país, Londres mantiene una balanza comercial favorable, gracias principalmente a las actividades financieras y a su floreciente sector turístico. El 85% de sus trabajadores están empleados en estas actividades, u otras también del sector servicios, mientras que el número de trabajadores empleados en la industria ha descendido de más de 1.000.000 en 1971 a 328.000 en 1994. El precio del suelo que alcanzan los espacios de oficina en la City y el West End de Londres sólo es superado por Tokio y Hong Kong.

La Bolsa del Reino Unido e Irlanda, que tiene su sede en la City de Londres, mantiene su posición como uno de los mayores mercados de valores del mundo. En 1994, se registraron en la Bolsa de Londres 8.547 títulos, con un valor aproximado de 3,226 billones de libras esterlinas, y en 1993 cambiaron de manos acciones por valor de 2,828 billones de libras. Aunque mantiene su posición, la competencia de otras bolsas europeas como las de Frankfurt del Main o París se deja sentir cada vez más.

Banco de Inglaterra (Reino Unido)

Banco de Inglaterra (Reino Unido)

Este edificio neoclásico fue considerado una obra maestra del arquitecto británico Sir John Soane. El banco central de Reino Unido, desde 1694 a 1946, fue una institución privada; en 1997, se independizó del gobierno por primera vez. Se localiza en la City de Londres y algunos lo apodan 'The Old Lady' (la vieja señora).

Pix of London/Envision

Los seguros son otra pieza básica de su sector de servicios, que ha estado proporcionando riqueza a Londres durante más de 300 años. Lloyd's, la institución más conocida del sector, no es una compañía de seguros, sino que de hecho ejerce la función de auténtico mercado de cambio de pólizas de seguros. Se trata de una sociedad anónima de aseguradoras, que reaseguran prácticamente cualquier tipo de póliza del mercado internacional. En la década de 1990, las cuantiosas reclamaciones de indemnización provocaron pérdidas a muchos de los miembros de Lloyd's, creando problemas a la organización.

El turismo es otra importantísima fuente de ingresos. En 1994, los 18,4 millones de turistas que visitaron la capital durante una media de tres días, dejaron en ella 6.100 millones de libras esterlinas. La mayoría de las 130.000 plazas de sus hoteles y casas de huéspedes se concentran en la zona de Westminster, bien comunicada con los más importantes monumentos, teatros y centros comerciales.

Metro de Londres

Metro de Londres

Los vagones del metro londinense circulan abarrotados durante las horas punta.

Sion Touhig/Corbis

La industria manufacturera de Londres lleva años en declive. Sólo absorbe el 10% del empleo y su decadencia no parece sino agravarse. Las industrias gráficas y las editoriales se mantienen como uno de los pocos sectores saneados de la industria, utilizando a una cuarta parte de sus empleados y proporcionando un tercio del total de las exportaciones industriales de Londres. El sector de la construcción sigue siendo importante, pero la industria pesada en general ha ido desapareciendo desde el final de la II Guerra Mundial. Existe un nada despreciable y fructífero sector de tecnología punta, especializado en productos farmacéuticos y electrónicos. La industria situada generalmente en las zonas periféricas de Londres, tiende en conjunto a buscar nuevas localizaciones lejos de la capital. Entre sus industrias ligeras destacan la producción textil y la fabricación de cerveza.

El sector docente también proporciona una importante aportación a la economía de Londres, con toda una serie de florecientes y respetadas universidades e instituciones académicas, y un sector de la cultura y los espectáculos en crecimiento, que proporciona el 6% de los puestos de trabajo de la capital.

5

PAISAJE URBANO

Guardias del palacio de Buckingham

Guardias del palacio de Buckingham

Estos guardias del palacio de Buckingham se someten al pase de revista mientras montan guardia en la residencia de la reina en Londres. Los turistas que visitan el palacio son testigos de la ceremonia del cambio de guardia, durante la cual los centinelas son relevados del servicio.

Will and Deni McIntyre/Photo Researchers, Inc.

Londres se extiende sobre ambas orillas del río Támesis, unos 100 km río arriba de su desembocadura en el mar del Norte. El centro de la ciudad, donde se encuentran sus vistas más conocidas, está situado en la orilla norte del río. El asentamiento original que dio su nombre a Londres —la fortaleza romana de Londinium, fundado en el siglo I d.C., fue descrito por Publio Cornelio Tácito como un 'activo emporio de comercio y comerciantes'— es el lugar en el que se ubica la City. La catedral de Saint Paul se levanta en el extremo occidental de la City, mientras que la Torre de Londres (una fortaleza normanda construida en el siglo XI por Guillermo I el Conquistador para defender sus recién adquiridos territorios) se ubica al sureste de la City, junto a sus límites. El puente de la Torre, que cruza el río hacia Southwark, es una construcción moderna que sustituyó al único puente de Londres que cruzaba el Támesis hasta el siglo XVIII.

Canary Wharf, Londres

Canary Wharf, Londres

La torre Canary Wharf, en la zona portuaria de Londres, es el edificio más alto de Inglaterra. Fue diseñada por el arquitecto César Pelli, autor del World Financial Center de Manhattan.

Steve Vidler/Leo de Wys, Inc.

Al este y noreste de la City se extienden los distritos obreros del East End, que recibieron sucesivas oleadas de inmigrantes procedentes de Irlanda, el sur de Europa y el antiguo Imperio Británico. En el East End subsisten algunos pequeños pero prósperos negocios. En esta zona de la orilla norte es donde se han desarrollado las últimas reformas urbanísticas de Londres, a las que se conoce como los Docklands (‘Muelles’), y en las que se encuentra el Canary Wharf (‘Astilleros’).

Biblioteca Británica

Biblioteca Británica

En la imagen se puede contemplar la elegante fachada del edificio que en 1998 pasó a alojar a la Biblioteca Británica. Esta nueva sede radica en Saint Pancras, en la zona central de Londres.

Richard Bryant/Arcaid

Al noroeste de la City está el distrito de la administración de justicia, ocupado por numerosos bufetes de abogados. También se encuentra Fleet Street, que fue el centro de la prensa nacional británica, hoy desplazada hacia otros lugares de la capital. Un poco más al noroeste está Bloomsbury, lugar muy frecuentado en la década de 1920 por un renombrado grupo de intelectuales y literatos, gracias a su proximidad a la Universidad de Londres y al Museo Británico, en el que está la Biblioteca Británica.

Trafalgar Square, Londres

Trafalgar Square, Londres

Trafalgar Square, construida para conmemorar la victoria naval británica en aguas españolas, es uno de los lugares públicos más destacados de Londres.

Leonard L.T. Rhodes/The Image Bank

El West End abarca una amplia zona del centro de Londres situada al oeste de la City, en la que están los teatros y áreas comerciales más conocidas. Siguiendo la curva que hace el río hacia el sur, se encuentra el corazón administrativo de Londres y los centros gubernamentales: Whitehall, el edificio del Parlamento (llamado oficialmente Palacio de Westminster), el Saint James's Palace, residencia del Príncipe de Gales, y el palacio de Buckingham (residencia de la familia real británica). También en esta zona se encuentra Hyde Park, el mayor espacio abierto de Londres, que nos conduce a los distritos de Knightsbridge y Kensington, dos áreas residenciales de lujo, con lugares de interés como los grandes almacenes Harrod’s, el Royal Albert Hall y los museos de South Kensington.

London Eye de Londres

London Eye de Londres

Esta gigantesca noria destaca sobre el Támesis a su paso por Londres. Con 139 metros de altura, fue construida en el año 2000 para celebrar la llegada del segundo milenio. Se encuentra en la orilla opuesta al palacio de Westminster y su famoso Big Ben.

Courtesy of Liesel Stanbridge

Justo al sur del West End, cruzando el río, se encuentra Lambeth Palace, sede del arzobispo de Canterbury, y cerca, el South Bank Arts Complex, en el que se encuentran el National Theatre (Teatro Nacional), el Royal Festival Hall y la Hayward Gallery. Más retirados se hallan una serie de distritos residenciales con resonancias históricas, como Greenwich y Wimbledon, uno de los primeros asentamientos de Londres.

6

MUSEOS Y GALERÍAS DE ARTE

National Gallery de Londres

National Gallery de Londres

En la National Gallery de Londres, ubicada en Trafalgar Square, se pueden contemplar más de 2.000 obras pictóricas realizadas en Europa entre los siglos XIII y XX. Mención especial merecen sus colecciones de pintura italiana renacentista (la mejor existente fuera de Italia) y holandesa.

Martin Jones/Corbis

El British Museum (Museo Británico), en Bloomsbury, es uno de los mayores y más famosos del mundo. Atesora más de seis millones de piezas, y en su interior se alberga la British Library (Biblioteca Británica). Las colecciones del museo abarcan desde piezas y objetos de la antigüedad egipcia clásica, o de época sajona, hasta objetos de épocas más recientes.

Museo de Historia Natural, Londres

Museo de Historia Natural, Londres

El Museo de Historia Natural de Kensington fue diseñado por Alfred Waterhouse, e inaugurado en 1881. Su magnífica fachada gótica es de estilo renano, con un amplio pórtico en el centro, flanqueado por dos torres.

Hideo Kurihara/Tony Stone Images

El Museo Victoria y Alberto, en South Kensington, es una recopilación de artesanía y objetos decorativos de todo el mundo. Junto a él se encuentran el Museum of Natural History (Museo de Historia Natural), el Science Museum (Museo de la Ciencia), y el Geological Museum (Museo Geológico). En el otro extremo de Londres, en la propia City, está el Museum of London (Museo de Londres), cuya exposición nos muestra el desarrollo de la ciudad desde sus orígenes hasta la actualidad.

La National Gallery (Galería Nacional), en Trafalgar Square, tiene una de las mejores y más variadas colecciones de pintura del mundo, abarcando desde los primitivos italianos hasta la obra de Georges Seurat y Paul Cézanne. En el edificio contiguo se encuentra la National Portrait Gallery (Galería Nacional de Retratos), cuya colección reúne más de 9.000 retratos, algunos de ellos únicos y muy valiosos. La Tate Gallery, situada en el Embankment, entre Chelsea y Westminster, abrió sus puertas en 1897, y contiene la mayor colección de pintura inglesa realizada entre el siglo XVI y la actualidad.

7

ARTES ESCÉNICAS

Kensington y Chelsea, barrio del área metropolitana londinense

Kensington y Chelsea, barrio del área metropolitana londinense

El Royal Court Theatre, en la zona de Kensington y Chelsea, es un destacado centro artístico y cultural de la ciudad. La calle principal de Kensington y Chelsea es King's Road, que empieza en Sloane Square, donde está ubicado el teatro, y continúa siguiendo la orilla norte del río Támesis.

Jim Steinberg/Photo Researchers, Inc.

Entre los muchos centros de teatro profesional de Londres, están el National Theatre (Teatro Nacional), la Royal Opera House (Real Palacio de la Ópera), en Covent Garden, y el Royal Festival Hall, conocida sala de conciertos.

8

PARQUES

Los espacios verdes de Londres han sido siempre la envidia de otras capitales, por su número, tamaño y exuberancia. Hyde Park y los contiguos Kensington Gardens eran conocidos antiguamente como el ‘pulmón de Londres’. Regent's Park, situado al norte del West End, está rodeado de elegantes edificios diseñados por John Nash para el príncipe regente (origen del nombre del parque) en el que se encuentra el Zoological Gardens (el Zoológico de Londres).

9

EDUCACIÓN

La reputación de las universidades y colegios mayores de Londres es muy antigua. De entre ellas cabe destacar el University College (1826) en Gower Street (Bloomsbury), la University College Hospital, el King's College (1828, fundado por el Arthur Colley Wellesley, duque de Wellington), el Imperial College of Science and Technology (1907), la London School of Economics and Political Science (1895), la Royal Academy of Music (1822) y el Royal College of Art (1837). Entre sus famosos colegios mayores (o escuelas) destacan el de Westminster (1560), junto a la conocida abadía del mismo nombre, y el colegio de San Pablo (1509).

10

HISTORIA

Crystal Palace

Crystal Palace

El Crystal Palace, construido por completo con hierro forjado y cristal, fue un primer ejemplo de la arquitectura funcional moderna. Diseñado por el arquitecto sir Joseph Paxton para la Exposición Universal de Londres de 1851, ésta recibió más de seis millones de visitantes para ver los doce kilómetros de expositores situados en su interior.

Bridgeman/Art Resource, NY

Los romanos fueron los primeros en ocupar la plaza fuerte celta de Londinium. En aquel tiempo, el Támesis era vadeable, aunque el puente que se construyó en el año 50 d.C., hizo de Londres un importante nudo de comunicaciones, y pronto lo convirtió en un activo núcleo comercial y en centro administrativo. En el siglo II d.C., se construyó una muralla en torno a la ciudad. En el siglo V, pese a la decadencia y caída del Imperio romano, Londres parece que mantuvo su actividad comercial, hasta que en el siglo IX, los invasores vikingos, arrasaron gran parte de la ciudad. Éstos fueron desplazados por los sajones, dirigidos por el rey Alfredo el Grande, que entró en la ciudad en el año 886. Los daneses continuaron siendo una poderosa fuerza en Inglaterra, ya que no fue hasta el reinado de Eduardo el Confesor, iniciado en 1042, cuando se consiguió estabilizar la vida pública. Esta estabilidad se reforzó tras la conquista normanda del año 1066. Guillermo I el Conquistador asentó su poder desde la Torre de Londres, en la que se conserva la Torre Blanca, corazón de este impresionante monumento.

La ciudad no tardó en intentar que su poder económico fuera acompañado de mayor autonomía política. A finales del siglo XII tenía potestad para elegir a su propio Lord Mayor (equivalente a un alcalde). Desde 1351 nombraba un consejo propio sin cuyo permiso no podía entrar en la ciudad, a finales del siglo XIV, el soberano reinante.

Abadía de Westminster

Abadía de Westminster

Esta abadía fue comenzada en 1245 por el rey Enrique III y es la iglesia más conocida de Inglaterra. Puede apreciarse la influencia del gótico francés en la tracería de las ventanas, así como en los contrafuertes. La impresionante capilla de Enrique VII, terminada en 1512, es un ejemplo clave de la arquitectura Tudor.

Bernard Cox/Bridgeman Art Library, London/New York

La epidemia de la peste negra de 1348 asoló Londres, diezmando a más de la mitad de su población; pero la ciudad se recuperó rápidamente y en el siglo XVI, bajo la dinastía Tudor, ya era el punto de salida de sus barcos mercantes hacia América y la costa este de la India, en busca de riquezas.

Todo esto ocurría durante el reinado de Isabel I, época de destacado desarrollo cultural, gracias a la presencia de dramaturgos como William Shakespeare, Christopeher Marlowe y Ben Jonson, y compositores de la talla de William Byrd, Orlando Gibbons y John Bull.

Palacio de Saint James, Londres

Palacio de Saint James, Londres

Mandado construir por el rey Enrique VIII entre 1530 y 1560, en el lugar de un hospital para leprosos y dedicado a Santiago el Menor, este palacio fue la residencia de los monarcas durante 140 años, aunque los embajadores extranjeros todavía hoy deben ser autorizados por la ‘corte de Santiago’. Gran parte del palacio original fue destruido por un incendio en 1809, si bien se conservan la capilla real, algunas de las estancias y torreones. Carlos I pasó aquí su última noche antes de ser ejecutado en el Whitehall, cerca del parque de Saint James, en 1649. La reina Victoria se casó en la capilla real y en la actualidad es la residencia oficial de Carlos, Príncipe de Gales.

John Miller/Collections

En el siglo XVII, durante la Guerra Civil inglesa, Londres se alineó con Oliver Cromwell contra los realistas, y tras el destronamiento del rey católico Jacobo II en 1688, la ciudad entera dio la bienvenida a Guillermo III de Orange y a su esposa, la reina María II Estuardo, cuando éstos accedieron al trono, así como a la Declaración de Derechos (Bill of Rights) que trajeron consigo.

Previamente, en 1665, la ciudad había sido devastada, primero por la Gran Plaga (una epidemia de peste) y después por el famoso incendio de Londres, que arrasó la ciudad al año siguiente. Las labores de reconstrucción se realizaron en gran parte bajo la influencia de Christopher Wren y provocó el desplazamiento de las áreas residenciales, desde la City, hacia las atractivas poblaciones de Kensington y Chelsea.

Palacio de Buckingham (Reino Unido)

Palacio de Buckingham (Reino Unido)

El palacio de Buckingham en Westminster es la residencia oficial en Londres de la realeza británica. Su interior, abierto al público en agosto y septiembre, cuando la reina está de vacaciones, tiene numerosas y elegantes estancias y una espléndida colección de arte, con pinturas de Rubens, Rembrandt, Canaletto y Vermeer. Los fondos obtenidos con las visitas veraniegas van destinados a la reparación del castillo de Windsor, dañado por el fuego en 1992. La ceremonia del cambio de guardia tiene lugar fuera del palacio. Por el parque St. James, uno de los más agradables de Londres, se puede caminar entre lagos y parterres con vistas hacia el palacio.

Steve Vidler /eStock Photo

Posteriormente, bajo la Casa de Hannover, el extremo occidental de Londres experimentó un importante desarrollo; se abrieron grandes plazas como las de Grosvenor, Cavendish, Berkeley y Hannover, y se construyeron más puentes sobre el río. Los servicios públicos, como el suministro de agua y el alcantarillado, mejoraron, y las calles fueron pavimentadas.

El crecimiento de la población de Londres se aceleró en el siglo XIX, multiplicándose por seis a lo largo de este periodo, debido a los flujos de gente llegada del resto de las islas Británicas, de las colonias y del resto de Europa. Aunque la Revolución Industrial creó un gran número de puestos de trabajo, nunca fueron suficientes para satisfacer las esperanzas de la marea de gente necesitada que llegaba a la capital. Las novelas de Charles Dickens son un testimonio de los problemas sociales de esa época.

Edificios del Parlamento, Londres, Inglaterra

Edificios del Parlamento, Londres, Inglaterra

Imagen de la sede del Parlamento británico, en Londres. Constituido por la Cámara de los Lores y la de los Comunes, este complejo neogótico, construido entre 1840 y 1850, es conocido oficialmente como el palacio de Westminster.

British Central Office of Information

En 1851 la Exposición Universal celebró el éxito de Londres, Gran Bretaña y el Imperio, gracias a los avances y la prosperidad que proporcionó la industrialización. Aparentemente, Londres continuó en esta dinámica de riqueza e influencia hasta la I Guerra Mundial. La contienda en sí no tuvo grandes efectos sobre la ciudad, pero la Gran Depresión que la siguió a finales de la década de 1920, castigó al país en general y a su capital en particular.

El precio que tuvo que pagar Londres durante la II Guerra Mundial fue mayor. Los bombardeos alemanes durante la denominada batalla de Inglaterra, conocidos como The Blitz (1940-1941) provocaron la muerte a 10.000 personas e hirieron de gravedad a 17.000. Algunas construcciones históricas, como el edificio del Parlamento, fueron severamente dañados. La catedral de Saint Paul resultó ilesa, pese a encontrarse en medio del área de bombardeos más intensos.

Tras la guerra, Londres reapareció como una ciudad radicalmente distinta. Sus muelles habían sufrido tales daños que las carísimas obras de reconstrucción resultaban inviables por encontrarse en un lugar del río poco adecuado para los grandes barcos que empezaban a utilizarse. En cualquier caso, la ciudad conservaba muchas de sus posibilidades económicas, especialmente su fuerte sector financiero, y el lento trabajo de reconstrucción comenzó. A finales de la década de 1950, la mayoría de los daños que había producido la guerra habían sido reparados. Se construyeron rascacielos, que rivalizaban entre sí en altura y por la osadía de su diseño. En 1965 se construyó la Post Office Tower (Torre de Correos), de 30 pisos y una altura de 189 metros.

La zona de la ciudad llamada el Barbican, que había sufrido grandes daños bajo los bombardeos, perdió su sentido urbanístico y no sufrió modificaciones durante la posguerra; en su mayor parte quedaron almacenes sin ninguna utilidad una vez desaparecidos los muelles de la zona. Más adelante se decidió aplicar al Barbican un amplio programa de reconstrucción urbanística, que finalmente se adoptó en 1959. Se conservaron cuidadosamente los edificios significativos como las iglesias antiguas y se añadieron bloques nuevos de apartamentos, escuelas, zonas comerciales y un gran centro artístico (en la actualidad sede de la Royal Shakespeare Company). La demolición de muchos de los viejos edificios de la zona provocó una intensa polémica. Otras operaciones urbanísticas de posguerra que se desarrollaron en las proximidades son el National Westminster Bank Building (1979), de 183 m de altura, y el edificio más alto de Gran Bretaña, la Canary Wharf Tower, con 244 m, construida en los muelles, junto al nuevo aeropuerto de la City.

Consolidada como una de las ciudades más importantes del mundo en muchos aspectos, Londres había sido sede de las ediciones de los Juegos Olímpicos de Verano celebradas en 1908 y 1948. El 6 de julio de 2005, el Comité Olímpico Internacional la eligió para organizar de nuevo este gran evento deportivo en el año 2012. Veinticuatro horas más tarde, la alegría de los londinenses por el triunfo de su candidatura se tornó en luctuosa tragedia: sendas bombas explotaron en tres estaciones de tren y en un autobús, y, transcurridos pocos días, el balance de esta cadena de atentados terroristas superaba los 55 muertos y los 700 heridos. Dos semanas después, se produjeron acontecimientos similares, aunque esta vez sin víctimas mortales.