Circuitos eléctricos básicos del automóvil

Circuitos eléctricos básicos del automóvil

Para obtener las prestaciones óptimas del sistema eléctrico de un automóvil hay que disponer de uno circuitos diferenciados en razón de su función.

Los circuitos comunes a todos los modelos de automóviles son los siguientes:

Circuito de abastecimiento y acumulación. Esta constituido por el elemento generador de energía eléctrica entre (dínamo o alternador) por el elemento receptor y acumulativo, y por otros elementos con funciones de regulación y que son básicamente el regulador y el disyuntor, además de los transmisores de la corriente eléctrica de uno a otro elemento, que son los cables eléctricos de circuito.

En este circuito el dinamo o alternador genera la energía eléctrica por transformación de la energía mecánica facilitada por el movimiento giratorio del motor. La misión del regulador estriba en la regulación de la intensidad y el voltaje suministrados por el dinamo a la batería. Montado junto al regulador, el disyuntor actúa a la manera de un interruptor automático que abre el circuito cuando la dinamo deja de generar corriente, impidiendo por lo tanto que la corriente acumulada en la batería pase al dinamo, circunstancia ésta que ocasionaría la rápida descarga de la batería de acumuladores.

La función de la batería de acumuladores consiste en almacenar y acumular la electricidad generada por la dinamo para poder utilizarla cuando, por no funcionar aquella, se carecería de la fuente principal generadora y abastecedora de corriente al sistema electrico del automovil.

Circuito de arranque del automóvil. El circuito de arranque consta de dos elementos:

  1. Motor de arranque
  2. Interruptor de puesta en marcha

El motor de arranque que es el elemento motor que, accionado por la corriente procedente de la batería de comunicadores, consigue por Inducción imprimir los giros al rotor, el cual los transmite al motor, produciendo las primeras chispas del encendido y la posterior puesta en marcha del motor del automóvil.

El interruptor de puesta en marcha sirve para cerrar o abrir el circuito de alimentación del motor de arranque de la corriente procedente de la batería, permitiendo el paso de esta corriente cuando está cerrado. Se dispone en varias formas, aunque la más utilizada es la misma llave de contacto.

 

sistema eléctrico de un automóvil, Circuitos eléctricos básicos del automóvil