Oraciones yuxtapuestas





Lengua y literatura : apuntes de literatura

Oraciones yuxtapuestas

Oraciones yuxtapuestas, las que se suceden en la elocución sin nexo gramatical alguno; pueden ser totalmente independientes o formar oraciones compuestas o periodos, en los que la entonación y las pausas expresan la unidad semántica con que han sido concebidas.

La yuxtaposición es un concepto puramente formal que indica la ausencia explícita de nexo. No es un tipo especial de conexión, sino un procedimiento para marcar la relación entre elementos oracionales; equivale a las oraciones coordinadas o subordinadas, de las que se distingue únicamente por el asíndeton.

La yuxtaposición une un grupo de oraciones independientes, sucesivas, que gráficamente suelen estar separadas por coma, punto y coma, e incluso por punto. En algunos casos es difícil determinar si hay oraciones yuxtapuestas u oraciones sucesivas independientes: El mar acaricia la playa, las olas avanzan lentamente, es el amanecer. Estas tres oraciones pueden ser consideradas por el hablante como unificadas en un solo enunciado, o también podría considerar a cada una como un enunciado independiente. La intención la expresa el hablante con un descenso de entonación al final de cada oración y con pausas.

Si los contenidos están relacionados estrechamente podrían expresarse: El mar acaricia la playa y las olas avanzan lentamente, es el amanecer. En las dos primeras oraciones, la relación oracional sería de coordinación copulativa (véase Oraciones coordinadas), pero la tercera oración podría unirse con otros nexos, según la intencionalidad del hablante, mediante una coordinación adversativa de tipo restrictivo: Pero es el amanecer, o con una subordinada adverbial concesiva: Aunque es el amanecer, o causal: Pues es el amanecer. La subordinada puede expresar un hecho del que no se deriva la consecuencia o lógica esperada: Luego es el amanecer, oración subordinada adverbial consecutiva (véase Oraciones adverbiales o circunstanciales), que expresa la consecuencia derivada de los acontecimientos.

En el caso de considerar a cada oración como una unidad independiente, se marcaría con otra puntuación: Es el amanecer. El mar acaricia la playa. Las olas avanzan lentamente. Sólo están reunidas por la secuencia de sentido. En cada una, habrá que analizar la relación implícita entre las oraciones yuxtapuestas, intentando suponer el tipo de nexo que podría haber entre ellas. Se puede señalar otra clase de yuxtaposición: la inserción de incisos oracionales dentro de una oración. Estas oraciones se aíslan dentro del enunciado global mediante pausas claramente marcadas: Estaba angustiada, créeme, no podía actuar.

También habría que incluir, como grupos oracionales yuxtapuestos, los enunciados formados por oraciones coordinadas distributivas, enlazados semánticamente por unidades correlativas que pertenecen a categorías de palabras diversas, ya sean adjetivos, sustantivos o verbos, aunque no señalen una especial relación sintáctica: Éste lo hizo, aquél fue castigado; Unos hablaban, otros ejecutaban.

Existen grupos oracionales cuyas oraciones simples aparecen enlazadas entre sí con adverbios o locuciones de tipo adverbial, como luego, conque, por tanto, por consiguiente. En realidad, son oraciones yuxtapuestas, ya que el sentido sugerido suele ser ilativo continuativo, consecutivo..., y proviene de los contenidos sucesivos de cada oración. Los nexos pueden eliminarse sin que la relación semántica oracional se suprima, tienen un papel adverbial de referencia anafórica a lo expresado anteriormente: Reíros todos, (pues) la escena es divertida; Somos actores, (conque) vosotros veréis; Era invierno, helaba, (luego) hacía frío.

La eliminación de nexos sintácticos o asíndeton comunica una sensación de urgencia, de rapidez, de alarma, muy utilizada en la lengua hablada: Ven, corre, date prisa, un accidente, iban a toda velocidad. También la falta de conjunciones es característica de un estilo impresionista: Quemaba el sol, las playas estaban repletas de veraneantes, las ciudades estaban desiertas.

La yuxtaposición no es un medio de relacionar oraciones opuesto a la parataxis y a la hipotaxis, sino que abarca a las dos, pero la unión asindética permite escasos matices para expresar la calidad de la relación. Hay que utilizar todos los recursos fonéticos, y hasta mímicos, para dar a conocer la clase de relación que se desea establecer.

El asíndeton, por leve que sea la extensión del periodo, tiende a exigir la partición de las oraciones yuxtapuestas en grupos fónicos y la pausa interna, con o sin conjunción, que, por lo general, será más larga que la exigida en las mismas condiciones por las coordinadas y subordinadas.