La Migración animal





Migración animal

Conceptos Biologicos

Migración animal

1

INTRODUCCIÓN

Comportamiento estacional del chingolo o chincol

Comportamiento estacional del chingolo o chincol

El ciclo migratorio anual del chingolo o chincol va precedido y seguido de una serie de modificaciones fisiológicas (en verde) y de comportamiento (en púrpura) previsibles y correlacionadas. Inicia este ciclo el alargamiento de los periodos de luz en primavera y verano. Las células fotosensibles del cerebro del pájaro detectan este cambio del medio y estimulan la liberación de hormonas reproductoras.

Migración animal, desplazamiento masivo de animales, desde y hacia sus áreas naturales de reproducción, con carácter estacional o periódico. La migración generalmente se produce antes y después de la época de cría. Durante ésta, los animales migratorios son objeto de las variaciones estacionales del medio y experimentan cambios anatómicos y fisiológicos. En sentido estricto, el término migración no es aplicable a los movimientos nómadas de muchos grupos animales que se ven continuamente amenazados por la sobrepoblación, ni a los cambios de hábitat de muchos animales con larvas, durante las diferentes fases de la metamorfosis. Por estas razones, los desplazamientos periódicos masivos del lemming y de la langosta no se consideran auténtica migración.

2

RUTAS MIGRATORIAS

Migración del ñu

Migración del ñu

El ñu azul, una de las cinco subespecies de ñu, emigra cada año desde Kenia hasta el norte de Sudáfrica. En su ruta, los inmensos rebaños se detienen en las pozas del río Grameti, donde se convierten en el principal alimento de los cocodrilos del Nilo. Algunos científicos postulan que es posible que los cocodrilos del Grameti coman una sola vez al año, cuando llegan los rebaños de ñúes azules.

John Downer/Oxford Scientific Films

Los ejemplos mejor conocidos de migración auténtica son los desplazamientos anuales de la aves, en los que bandadas de pájaros nativos de zonas templadas y árticas buscan a finales de verano y en otoño regiones más cálidas, regresando a sus territorios originales de anidación en primavera. Un ejemplo espectacular es el de la golondrina del Ártico, que cría a temperaturas de ocho grados en el polo norte e inverna en la Antártida.

Anguila europea

Anguila europea

La anguila europea (Anguilla anguilla) alcanza la madurez en los ríos y lagos europeos y entonces comienza una larga migración para reproducirse en las aguas del mar de los Sargazos. Allí, las anguilas ponen los huevos en aguas profundas y mueren. De los huevos nacen unas larvas transparentes que son arrastradas por la corriente del Golfo y tardan casi tres años en llegar a Europa, convertidas en angulas.

Oxford Scientific Films

Estas migraciones estacionales también se producen en algunos mamíferos, especialmente aquellos parcial o totalmente acuáticos. La foca de Groenlandia, Pagophilus groenlandicus, realiza largos viajes desde Groenlandia hasta las islas Spitsbergen y Jan Mayen donde nacen las crías, y la foca peluda, Callorhinus ursinus, nativa de muchas zonas del Ártico, que siempre se dirige a una zona de las islas Pribilof durante la época de cría. Muchos murciélagos del norte se desplazan a zonas invernales más cálidas. En el norte de Norteamérica, los murciélagos que habitan en los árboles huecos emigran hacia el sur a lugares tan remotos como las Bermudas para pasar el invierno. La migración de los grandes mamíferos africanos está determinada por las estaciones seca y húmeda. Las manadas de animales como las de los ñúes, cebras y elefantes se dispersan durante la estación húmeda, congregándose de nuevo en la estación seca en las charcas, tras recorrer con frecuencia distancias de hasta 1.500 kilómetros o más.

Reinita de Kentucky

Reinita de Kentucky

¿Por qué un pequeño pájaro como la reinita o chipe de Kentucky (Oporornis formosus) realiza un duro viaje semestral desde las tierras donde se alimenta, en los bosques de hoja caduca del este de los Estados Unidos, hasta las tierras donde pasa el invierno, en los bosques húmedos tropicales que se extienden desde el sur de México hasta Venezuela? A la reinita y a otras aves cantoras migratorias, la recompensa debe valerles la pena, ya que este viaje tan largo supone un gran gasto de energía y un gran riesgo. La migración permite que los pájaros aprovechen los diferentes recursos de las distintas estaciones, como los lugares de nidificación y la aparición de insectos y bayas de climas cálidos, así como que se eviten las penurias del frío invierno y la escasez de comida. Sin embargo, la migración también entraña peligros tanto en el lugar de partida como en el de destino, ya que la tala de la selva tropical les deja sin refugio para el invierno y la urbanización y la eliminación del bosque acaban con su hogar de verano.

Alvin E. Staffan/Photo Researchers, Inc.

Muchos peces emigran desde el mar abierto hacia aguas costeras más cálidas, y desde el norte hacia regiones del sur con temperaturas más elevadas durante los meses invernales. El salmón asciende a contracorriente desde el océano a través de diversos ríos para desovar, y la mayoría de las anguilas descienden por los ríos hasta el mar con el mismo propósito. Algunos invertebrados marinos, como el erizo de mar y la estrella de mar, emigran desde las aguas profundas a las superficiales durante la primavera y principios del verano para la puesta.

3

TEORÍAS SOBRE LA ORIENTACIÓN EN LAS RUTAS MIGRATORIAS

Migración de la mariposa monarca

Migración de la mariposa monarca

Nutridas poblaciones de mariposas monarca, Danaus plexippus, pasan el invierno en las montañas situadas al oeste de la ciudad de México. Esta mariposa es conocida por realizar migraciones muy largas entre el centro de México y el centro y el norte de Estados Unidos; el insecto repite el viaje dos veces en sus dos años de vida. Los científicos suponen que el clima de montaña presenta una combinación favorable de humedad y temperaturas bajas sin llegar a la congelación. Estas condiciones evitan la desecación de la mariposa y mantienen su metabolismo a un ritmo suficiente para conservar la vida sin agotar las reservas de grasas. El vuelo más largo registrado en una monarca adulta marcada ha sido de 2.900 kilómetros.

G. G. Dimijian/Photo Researchers, Inc.

Se han formulado muchas teorías para explicar el origen de las migraciones, y de los mecanismos fisiológicos que guían a los animales en sus desplazamientos migratorios, aunque por el momento, los zoólogos no consideran ninguna totalmente satisfactoria. Los desplazamientos estacionales de las aves y de la mayoría de los otros animales migratorios están motivados por una combinación de estímulos internos y externos que liberan un 'gatillo' fisiológico de migración. Sin embargo, una vez que un animal ha iniciado una migración, es posible que sean muchos los factores que intervengan para que éste alcance su objetivo.

La orientación basada en el Sol y las estrellas parece estar implicada en la migración de las aves, mientras que los peces parecen guiarse en los mares gracias a pequeños rastros de olores químicos de los ríos de los que provienen. Según estudios actuales, las aves pueden ser sensibles al campo magnético terrestre y al efecto de la rotación alrededor de su eje. La combinación de estas dos fuerzas, que es única para las distintas zonas de la Tierra, podría probablemente orientar a un pájaro hacia el lugar deseado. La presencia de restos de hierro en el tejido cerebral de las aves pone de manifiesto un posible mecanismo para explicar esta sensibilidad al campo magnético. Otras teorías se refieren al empleo de referencias topográficas durante el vuelo, y pueden estar implicadas por el exceso de informaciones de navegación. Ninguna explica totalmente la precisión de los primeros movimientos migratorios, a menos que se suponga que la mayor parte de este fenómeno es hereditario y que los animales siguen instintivamente la pista de antiguas trayectorias.

Véase Conducta animal; Relojes biológicos.

 

Tags: La Metamorfosis