Organización de Países No-Alineados





Organización de Países No-Alineados

Instituciones y Organizaciones

Organización de Países No-Alineados

Organización de Países No-Alineados, agrupación de estados que, durante la Guerra fría, no tenían alianza formal con ninguno de los dos bloques hegemónicos liderados por Estados Unidos y la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas. La formación de un grupo conocido formalmente como Movimiento de Países No-Alineados se originó con la división del mundo en los bloques comunista y capitalista después de la Segunda Guerra Mundial. Fundamental para su surgimiento resultó la Conferencia de Bandung (1955), que sancionó el derecho a la lucha de los países del Tercer Mundo para lograr su independencia frente a cualquier poder colonial o hegemónico, y que anticipó la Conferencia de Belgrado (1961), en que la Organización de Países No-Alineados celebró su primera reunión para definir sus objetivos esenciales. En este papel destacaron el primer ministro de la India, Sri Pandit Jawaharlal Nehru y los presidentes Achmed Sukarno, de Indonesia, Gamal Abdel Nasser, de Egipto, Kwame Nkrumah, de Ghana, Sékou Touré, de Guinea, y Josip Broz (Tito), de Yugoslavia.

La política de ‘no alineamiento’ adoptada fue diferente de la de neutralidad en tanto que implicaba una participación activa en la política internacional y un punto de vista basado en las características de una cuestión más que en una posición predeterminada. Por ejemplo, una gran mayoría de los países no alineados se opuso a Estados Unidos durante la guerra de Vietnam y a la URSS después de la invasión soviética de Afganistán. En la práctica, sin embargo, muchos de los países no alineados se inclinaban claramente por alguno de los dos bloques. Tal fue el caso, por ejemplo, de Cuba desde que la revolución llevara al poder a Fidel Castro, cuyo régimen político no tardó en acercarse a posturas prosoviéticas. El líder cubano imprimió tal carácter a su país y a la propia organización, que presidió esta útima entre 1979 y 1981.

Los países no alineados se consideraban como un importante amortiguador entre las dos alianzas militares rivales, con lo que disminuían la posibilidad de un conflicto grave. Sin embargo, cualquier ambición de constituir una fuerza propia se vio frenada por la variedad de gobiernos participantes, que iban desde posturas izquierdistas hasta ultraderechistas, y por su debilidad económica y militar, que les obligaba a depender de la ayuda de las grandes potencias. La desintegración de la URSS en 1991 exigió de la Organización de Países No-Alineados una nueva definición de su papel en un mundo en el que ya no existía la rivalidad ideológica y militar entre dos bloques. A partir de entonces, la organización centró su atención en temas como la globalización, el comercio justo o la deuda externa de los países en vías de desarrollo.

Ernesto Che Guevara

Ernesto Che Guevara

En esta grabación podemos escuchar a Ernesto Che Guevara representando a Cuba ante la Organización de las Naciones Unidas y pronunciando un discurso en el que da la bienvenida a Zambia, Malawi y Malta, países que se incorporaron a dicho organismo ese día 11 de diciembre de 1964 y a los que invita a unirse al movimiento de países no alineados.

Cortesía del Institut des Archives Sonores, París, Francia/Archive Photos