La riqueza de las naciones

La riqueza de las naciones

La riqueza de las naciones, título por el que es más conocida Investigación sobre la naturaleza y causas de la riqueza de las naciones (en inglés, An inquiry into the nature and causes of the wealth of nations), obra publicada en 1776 por el economista escocés Adam Smith. El momento en que vio la luz está considerado el del nacimiento de la economía como ciencia social independiente de otras disciplinas como la ciencia política. Además, La riqueza de las naciones se convirtió en el máximo exponente de la comúnmente denominada escuela clásica del pensamiento económico, representada, además de por Smith, por Thomas Robert Malthus, David Ricardo y John Stuart Mill.

Firme partidario del principio de laissez-faire y del librecambio, Smith analizó en esta obra los orígenes de la riqueza y las condiciones que determinan el surgimiento del capital. Para que se den tales circunstancias, consideraba como necesaria la mínima intervención posible por parte del Estado. Por el contrario, y oponiéndose al mercantilismo en boga, pensaba que una “mano invisible”, consecuencia de la libre actuación de iniciativas privadas, determinaba que el mercado terminara por satisfacer las necesidades de la sociedad. A partir del profundo análisis realizado para indagar en las fuentes de la riqueza, el autor proseguía su discurso señalando la importancia de la distribución de aquélla por medio del comercio internacional. Igualmente, realizó una hábil distinción entre los principales conceptos de la economía, entre ellos los de división del trabajo, renta, valor, precio, salario y beneficio. Traducida a gran número de lenguas, La riqueza de las naciones ejerció una decisiva influencia en la posterior historia de la economía.

Adam Smith

Adam Smith

En su famoso tratado La riqueza de las naciones, Adam Smith sostenía que la competencia privada libre de regulaciones produce y distribuye mejor la riqueza que los mercados controlados por los gobiernos. Desde 1776, cuando Smith escribió su obra, su razonamiento ha sido utilizado para justificar el capitalismo y disuadir la intervención gubernamental en el comercio y cambio. En palabras de Smith, los empresarios privados que buscan su propio interés organizan la economía de modo más eficaz "como por una mano invisible".

Sperr/Archive Photos